Seleccionar página

Impacto de la forma urbana sobre el bienestar

El bienestar entendido como la medida en que la persona está a gusto con la vida que lleva, se compone de 2 elementos: la satisfacción siendo el componente cognitivo y la emoción o estados de ánimo el afectivo o emocional.

Una persona que tenga experiencias emocionales placenteras es más probable que perciba su vida como deseable y positiva (Rojas, 2014); y un número importante de esas experiencias se da en el entorno construido. Esta investigación pretende abordar y dar respuesta a esta pregunta ¿En qué medida el entorno construido determina o condiciona las experiencias positivas vividas en el entorno construido?